¿Cómo reducir un 22% las emisiones de CO2 con las TIC?

A menudo escuchamos noticias en los medios de comunicación que nos alertan sobre los impredecibles efectos que puede tener el efecto invernadero. Según un estudio reciente, el aumento sostenido de la emisiones de gases nocivos podrían provocar un incremento de dos grados centígrados para 2052 y de 2,8 grados centígra dos para 2080, y que las consecuencias de dicho aumento de temperatura afectaran a los ecosistemas de todo el planeta. Las causas principales de dichas emisiones son la industria y el transporte y se concentran principalmente en los países del primer mundo así como en los países emergentes.

Sin embargo, también hay noticias esperanzadoras. Hasta hace pocos años el concepto “progreso” estaba directamente relacionado con el de contaminación, pero ahora, gracias a la investigación en fuentes de energía alternativas así como al desarrollo de las herramientas TIC, entre otras muchas cosas, esa relación se está invirtiendo. En julio del pasado año escribíamos un post en el que explicábamos que el consumo de carburante había registrado su nivel más bajo desde 1999, a pesar de haber incrementado muy considerablemente el PIB, y vinculábamos este dato al incremento del uso de las TIC. Ahora,  estudios auguran que en el año 2020, las tecnologías de la información y comunicación sean las responsables de reducir en un 22% las emisiones de CO2. Pero, ¿Cómo?

sostenibilidad

Por un lado tenemos el comercio electrónico. A día de hoy podemos contratar o comprar cualquier producto a través de la red, y por lo tanto, sin desplazarnos ni hacer uso de ningún medio de transporte. Hay informes que predicen que si 100 millones de personas en todo el mundo adquirieran el hábito de hacer las compras del hogar por Internet, se evitarían la emisión de 200 millones de toneladas diarias de CO2 en el mundo. Algo muy similar sucede en el mundo empresarial con los viajes y desplazamientos de trabajo. Una reducción del 20% de los viajes en avión por motivos de trabajo ahorraría 22,7 millones de toneladas de CO2 anuales, y una disminución de los desplazamientos locales en coche por motivos laborales del 50% supondría 2,2 millones de toneladas menos de CO2 al año. Así pues, la implantación de sistemas de videoconferencia y telepresencia, no sólo proporcionan una reducción importante de gastos en dietas y desplazamientos a la compañía, sino que además contribuye de una manera muy importante a reducir la contaminación atmosférica y por tanto el efecto invernadero.

Pero la reducción de viajes de negocios, no son la única manera en que la videoconferencia colabora con la ecología. El Teletrabajo es otro de los recursos que cada vez más empresas deciden implantar por los enormes beneficios a nivel de productividad y calidad de vida que éste aporta. Se calcula que tan sólo una reducción del 10% de asistencia a la oficina reduciría en 23 millones de toneladas de CO2 al año. Así pues, el post que publicamos el pasado mes de diciembre, donde explicábamos que un estudio del IDC predice que en el 2015 el 40% de la población teletrabajará, de cumplirse, será una muy buena noticia para el medio ambiente.

Al teletrabajo le debemos añadir la teleformación. Realizar cursos on line, ya sea desde el domicilio a nivel particular o bien desde el lugar de trabajo, es otra buena manera de reducir la emisión de gases. Un buen ejemplo del uso de la videoconferencia en temas de formación y con fines medioambientales es el de la ONG ADENC. ADENC decidió predicar con el ejemplo y utiliza el servicio de videoconferencia OIGAA Meeting para realizar teleformación  y Toni Altaió, Técnico en Acción Ambiental y portavoz de la entidad, afirma que “no sólo ha facilitado el acceso a la formación de decenas de personas y ha ahorrado tiempo y dinero en viajes, sino que además es una herramienta que aporta efectos positivos al medio ambiente.

A parte de las reuniones virtuales, el teletrabajo o la teleformación, la videoconferencia tiene multitud de utilidades más: telemedicina, reclutamiento virtual, telemantenimiento, gestión de equipos distantes…  y cada vez son más las empresas concienciadas de los enormes beneficios que  una herramienta así aporta tanto a la propia compañía a nivel de reducción de costes e incremento de productividad, como a  nuestro planeta, a la naturaleza y al conjunto de nuestra sociedad. Servicios como OIGAA Meeting cuentan cada día con más demanda y usuarios, y el 90% de las empresas que lo prueban lo contratan.

Solicita una demostración gratuita de OIGAA Meeting y descubre los múltiples beneficios que la videoconferencia aportará a tu empresa y también al medio ambiente.

OIGAA Meeting, la videoconferencia profesional en la nube de VozTelecom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: